toledo

Fotografo de Bodas en Toledo, Reportajes de Preboda, boda y Posboda en Toledo

Jose y Cristina – 20 de junio de 2009

Con 38 grados marcando en el termómetro de coche, llegamos a Toledo, capital Castellano-Manchega. El GPS nos marcaba una ubicación la cual no nos cuadraba para nada, así que decidimos llamar a José por teléfono, estábamos a escasos 200 metros, pero ya sabéis, las zonas nuevas es lo que tienen.

Alli estaba Jose junto a sus padres. Muy tranquilos con todo preparado. Así que nos pusimos a trabajar, que como dice mi jefe, para eso nos pagan…

Jose es un chico serio y sacarle una sonrisa es difícil, pero a mitad del reportaje, se relajo y conseguimos sacarle más de una.

Mientras estábamos metidos en faena, llego una tía de Jose, la cual no podría asistir a la cena, ya que tenia que trabajar. Así que aprovechamos para hacerle un par de fotillos con ella.

Antes de salir nos insistieron para que tomaros algo fresquito, y la verdad no pudimos reprimirnos, ya que el calor que nos esperaba en la calle era terrible.

Tomamos camino hacia pulgar, allí nos esperaba Cristina, ya maquillada y peinada, realmente muy elegante con sus sandalias, vaqueros y una estupenda blusa para que al cambiarse de ropa, no se descoloque el peinado.

También estaban las hermanas, la mama y un tía, así que aprovechamos para hacer fotos divertidas. Tenían una copas preparadas y en poco tiempo apareció el padre con una botella de cava, muy fría. Al descorcharla se escapo el tapón, acompañado de un poco de ruido, a partir de este momento en todas las caras se fijó una sonrisa que nos ayudo un montón para hacer nuestro trabajo.

Marchamos hacia la habitación de los padres de Cristina, allí estaba el vestido junto con todos los complementos. Pero lo que más nos gusto es que el vestido estaba en un maniquí para evitar que cogiera forma. La verdad estaba súper chulo.

Rápidamente mandamos a todos a vestirse, porque el tiempo siempre corre muy deprisa, aunque la temperatura sea muy elevada. Deberíamos estar rondado ya los 40 grados.

Rápidamente Cristina también se cambio y comenzamos hacer las fotos de familia, poco a poco la casa se lleno de gente. Todos querían ver a la novia y decirle lo guapa que estaba.

Cuando ya estaban preparados hicimos las fotos de toda la familia junta en el salón, que era el rincón más tranquilo de la casa.

Salimos a la calle, allí había una verdadera multitud de vecinas, estas comentaban entre ellas lo guapa que estaba Cristina, aunque también lo hicieron del resto de la familia, en especial de las dos hermanas de Cristina, ambas con vestidos totalmente diferentes, que según me da a mi la espina, representan las diferentes personalidades.

Bueno llego el momento más difícil para Cristina, tenía que llegar a la iglesia, para ello tuvo que recorrer más o menos medio pueblo andando, a lo largo de todo el recorrido estaban un montón de personas esperando su paso. Un paso que marcaba el papa de Cristina, al cual, se le notaba muy orgulloso, de llevar a su hija a la iglesia. Detrás de ellos, por lo menos un centenar de personas les seguían.

Vaya, casi me olvido, comentaros que mientras la novia se vestía llego la hermana de Jose, que es la mama de nuestros niños de anillitos. Los pobres se portaron súper bien, a pesar del calor que hacia.

Llegamos a la iglesia donde una elegante alfombra roja le daba la bienvenida. Dentro ya estaba Jose junto a su madre. Menos mal que en la iglesia la temperatura era más fresca.

Al entrar en la iglesia, un coro rociero comenzó a cantar y Cristina, apenas si podía contener la emoción.

Muy rápidamente comenzó el párroco la ceremonia. Mientras esta duro nuestros chicos no pararon de sonreír. En ningún momento se soltaron de la mano y todo eran miradas del uno para el otro.

La ceremonia termino con la salve rociera, que fue un digno broche, a una ceremonia llena de sentimientos.

Pero llego el momento de la salida y allí estaban todos, más de 200 invitados armados hasta los dientes, con los puños llenos de arroz, pétalos, confetis, y sobre todo dos tracas que harían la delicia de cualquier valenciano en plenas fallas. Pobrecillos nuestros chicos no podían avanzar. Después de recibir el arroz comenzaron a recibir muchos besos y abrazos, acompañados de una gran cantidad de cariño…

Salimos corriendo hacia Cuerva, donde en la entrada hay un jardín con una pequeña noria para hacer unas fotos. Hasta allí, nos acompañaron todos los padres, para hacerse una foto todos juntos.

Después nos marchamos hasta el parador de Toledo, desde donde podemos disfrutar de unas estupendas vistas, y una iluminación de atardecer increíble. Rápidamente salimos hacia el puente de San Martín, ya que para nuestros chicos este puente les trae muchos recuerdos.

Quiero aprovechar para dar las gracias al cuñado de nuestros chicos que se encargo del coche de novios, el pobre, se lo curro estupendamente.

De nuevo volvimos hacia Pulgar, lugar donde nos esperaban todos los invitados para la cena. El lugar elegido para la celebración fue el Hotel Oretana , a nuestra llegada, el coctel estaba a punto de finalizar, (estaba ya previsto por nuestros chicos), pero el hotel les había reservado un poquito para ellos, así que pudieron disfrutar de una cervecita con todos los invitados.

Durante la cena todo fue muy tranquilo, todos los invitados disfrutaron de un estupendo menú. Pero la tranquilidad se termino en los postres, ya que los amigos tenían preparadas algunas sorpresas…, las cuales generaron bastante alegría y alboroto.

Mientras cenamos, misteriosamente apareció un castillo hinchable, el cual hizo las delicias de los más pequeños. Creo que fue una estupenda idea.

Comenzó el baile y allí podíamos ver como familia (en especial cuñados) y amigos no paraban de bailar y bailar, ya que el Dj que se llamaba Alberto, era muy diferente (su empresa se llama Sonkar, os dejo su correo karaokeysonido@msn.com) , ya que no paraba de animar a todo el mundo. Poco a poco las chicas fueron abandonando los tacones, pero no por ello pararon de bailar. En el éxito del baile, también tienen bastante que ver los hermanos y cuñados de Jose y Cristina, los cuales estaban siempre a su lado, gastando bromas, bailando, …

Nosotros estuvimos un buen rato y cuando nos marchamos comentamos que a esta fiesta aun le quedaban unas cuantas horas…

Comentaros que las personas del hotel nos ayudaron un montón, desde aquí queremos también darles las gracias, por su ayuda.

DSC_1355

Sergio y Raquel – 20 de junio de 2009

Este es el primer borrador de la cronica, proximamente se ampliará …

Rara vez comenzamos a trabajar primero en la casa de la novia, siempre es el sufrido novio, quien empieza primero, pero en este caso fue al reves, ya que Raquel vive en Madrid, y Sergio en Cuerva, que es donde se celebro la ceremonia.

(…)

Imaginaros la sorpresa de Raquel al entrar en la iglesia y empezar a escuchar el coro que Sergio habia contratado sin que ella supiera nada, de nada. Si ya estaba como un flan, …

(…)

Después de llevar varios años en esto, siempre hay ciertas cosas que te sorprenden, y esta que os voy a contar seguro que mucho más. Resulta que los amigos de nuestros chicos tienen la costumbre de aumentar en 5 Kg. el arroz, es decir que estos chicos, se llevaron un chaparon de 65 KG. de arroz. Asi que ya os podeis imaginar, el escandalo que se organizo. Terrible, menos mal que Sergio y Raquel estaban advertidos…, aunque estoy seguro de que no estaban realmente preparados para ello.

(…)

Sergio y Raquel