la montaña

ARTURO + CRISTINA {BODA EN ARANJUEZ – MADRID}

En este pareja se unen diferentes cualidades, que al juntarse, se hacen virtudes… Arturo es la sobriedad y Cristina es todo color… con lo cual Arturo consigue la elegancia y Cristina la armonía… y así me podría pasar horas, porque estos chicos son un auténtico pozo de sorpresas, y cada una de estas sorpresas… una nota de alegría.
















Datos de Interes:
Lugar de la Ceremonia: Parroquia de Santo Domingo de Silos – Pinto
Lugar de la Recepción y posterior Celebración: Finca La Montaña en Aranjuez, Madrid

Fotos realizadas con:
Nikon D700, objetivo Nikor 50mm. F1.4
Nikon D700, objetivo Nikor 24mm. F2.8
Nikon D300s, objetivo Nikor 24-70mm. F2.8
Iluminación Luz Natural y Flash SB900
Imágenes procesadas con Adobe Lightroom

Esteban y Vanesa {Boda en Aranjuez, Madrid}

Aun recuerdo el día en que Sergio Garcia nos presento a Esteban y Vanesa, fue un encuentro en el que note que los amigos de tus amigos, son tus amigos… y es que el feeling que sentimos con esta pareja fue inmediato. Bien por la inmensa alegría que despliega Esteban o por la ternura de Vanesa… de verdad que no lo se porque es, pero la verdad es que nos sentimos súper bien trabajando con ellos.

Perdonar que me enrollo un montón y no estoy contando la crónica de la boda que es lo que os prometí, así que voy al lío.

Esteban nos recibió muy bien acompañado por su familia, la verdad es que entre ellos reinaba una especial alegría y esto para nuestro trabajo es súper importante. La verdad es que siempre recordare pequeños detalles como la conversación con el papa de Esteban sobre Fotografía de Naturaleza (para los curiosos es que el padre de Esteban es casi un experto en Ornitología) o los comentarios tan simpáticos de Mila la hermana de Esteban y es que no paraba de meterse con Mila la mamá de Esteban…

Enseguida nos fuimos con Vanesa que junto a su madre ya nos esperaba recién maquillada y peinada… la verdad es que estaba espectacular. Y claro con esta situación, chica guapa y dos fotógrafos con un montón de ganas de hacer fotos, pues si, tenéis toda la razón, cargamos en nuestras cámaras las tarjetas más grandes y nos pusimos a disparar un montón de fotos.

Enseguida salimos corriendo hacía la Finca La Montaña donde Esteban recibía a todos los invitados… la verdad es que le notamos un poco nervioso y es que el gran momento ya había llegado. Y que momentazo la verdad es que fue maravilloso, pero no solo por el magnífico atardecer, o por la inmensa explanada verde de la Finca La Montaña, donde el cesped es como una gigantesca alfombra, o por la inmensa alegría de los invitados… y es que el cruce de miradas entre Esteban y Vanesa fue algo tan único y tan espectacular que jamas se podrá repetir. Aún se me ponen los pelos como escarpias al recordarlo.

Y claro con este comienzo ya os podéis imaginar el resto de la ceremonia, y es que cada lectura por parte de los amigos nos hacía comprender que Esteban y Vanesa estaban hechos el uno para el otro.

Nada más terminar la ceremonia secuestre a los novios, por lo que pido mil disculpas a todos los invitados, y es que el atardecer tiene un tiempo límite y en la Finca La Montaña el atardecer es una pasada… tal y como podéis ver en la fotos del reportaje de nuestros chicos.

Enseguida devolvimos a nuestros chicos a sus invitados los cuales ya disfrutaban de un magnífico cocktail servido al lado de una espectacular piscina.

La cena estuvo llena de notas de color y alegría, y es que los amigos de Esteban y Vanesa no pararon de tener detalles súper chulos con ellos. Y claro con tanta energía positiva acumulada la fiesta no podía parar… y para ello nuestros chicos nos sorprendieron con una espectacular coreografía que nos hizo reír, llorar y sobre todo sentir…

Aprovecho la ocasión para agradecer la gran ayuda que el equipo de la Finca La Montaña, ya que sin ella nuestro trabajo no habría quedado igual.







Tomás y Begoña – 15 de mayo de 2010

Tomas y Bego


Eran las doce y media de la mañana de una espléndido medio día de mayo, cuando llegamos a la Finca la Montaña, solo puedo decir una cosa de esta finca y es que sencillamente es espectacular, creo que nuestros chicos acertaron de pleno con este lugar.
Enseguida comenzaron a llegar los primeros invitados. Invitados que según nos comentaron nuestros chicos, eran de muchísimo sitios, ya que de una cosa pueden presumir nuestros chicos es de tener amigos en cualquier continente.

Tomás junto con su madre recibía y saludaban a cada uno de los invitados. Los cuales llegaban sin parar y sobre todo les notamos en sus miradas muchas ganas de pasearlo muy bien. Tomás poco a poco comenzaba a emocionarse y era normal, ya que cada uno de los invitados, le plantaba o un abrazo o un par de besos de escándalo.

Los invitados poco a poco se dirigían hacia la espectacular explanada donde dentro de la finca se iba a realizar la ceremonia… y lo de espectacular es por el cesped, que esta mejor que el del Santiago Bernabeu, y sobre todo por la vistas, ya que se puede ver todo el valle del Tajo.

Como siempre decimos las novias siempre llegan tarde por los peluqueros y es verdad, pero bueno menos que el resultado mereció la pena, así que les perdonamos porque Begoña llegó súper guapa con un espectacular recogido…

Enseguida bajo del coche que conducía un gran amigo de nuestros chicos, y sin dejar de sonreír iba dando besos a todos, abrazando, etc. Estaba tan contenta que le ira imposible dejar de sonreír…

Tomas no paraba de mirar a su chica y de repente sus ojitos comenzaron a humedecer y claro unas lágrimitas se escaparon. Enseguida Tomás cogió del brazo a su hermana Cristina y marcho hacia la explanada, esos sí mirando todo el rato para tras, mientras le decía a su hermana lo guapa que estaba.

Tomas llegó a la pradera donde se una a realizar la cremonia un minuto antes que Begoña, esta iba del brazo de su padrino. Con paso firme recorrió el camino con flores y olivos, al final de este
maravilloso camino esperaba Tomás con un fondo de cielo muy azul salpicado por una nubes blancas que casi daban ganas de comérselas ya que parecían bolas de algodón de azúcar.

El pobre Tomás apenas si podía ver a Begoña ya que todos los invitados querían verla llegar, hacerle fotos y sobre todo decirle lo guapa que estaba. Mientras sonaba una canción muy especial para nuestros chicos.

Cuando los dos se vieron juntos, un entrañable beso desencadeno una explosión de ilusión que lleno de energía positiva a todos los que estábamos allí.

Durante la ceremonia nuestros chicos no soltaron sus manos en ningún momento, yo creo que apretaban las manos para evitar que este momento durará siempre ya que estaban realmente felices… y eso se notaba en sus rostros… y a nosotros es muy difícil engañarnos… ya que son muchas bodas y muchos años en este oficio.

Pero el momento mas intenso fue cuando Cristina (hermana de Tomas) les dedico unas palabras. Estas hicieron llorar a los novios, a la mamas, a… vamos a todos…

Nada más terminar la ceremonia y sin firmar las actas matrimoniales los invitados se abalanzaron sobre ellos para desearles lo mejor… no os podéis imaginar la intensidad de los abrazos.

A partir de este momento todos los nervios se transformaron en gritos, arroz, pétalos, petardos… Y como no más besos y más abrazos

Enseguida comenzó el coktail, y este fue un momento muy especial para nosotros ya que todos los invitados querian hacerse fotos con nuestros chicos. Además como el cocktail estaba tan bueno y las cervecitas tan frescas, cada vez que ibamos hacer una foto los invitados buscaban una nueva forma de esconder el vaso, y por cierto hay unas cuantas…

Mientras que los invitados pasaban a la comida, nosotros nos quedamos con nuestros chicos para hacer el reportaje… La verdad chicos dispuestos y un lugar tan increíble como es la Finca la Montaña hace que nuestro trabajo se haga solo… Y ademas con unos resultos fenomenales…

Rápidamente nuestros chicos pasaron al salón en medio de un aplauso, al cual nuestros chicos respondieron con un brindis que compartieron con todos.

Pero nuestros chicos que están en todo, tenían un as en la manga, y claro un poco de magia nunca esta más, así que entre plato y plato David Blanco se encargo de sorprender con unos cuantos trucos a todos los invitados. Se acercaba de mesa en mesa y en todas arrancaba un aplauso y un sobre todo un montón de sonrisas. Así que no sólo triunfo David, sino que la idea de los novios fue muy bien recibida.

Después de degustar una comida fantástica que nuestros chicos ofrecieron para celebrar tan magno acontecimiento, llegó el momento de abrir el baile y como nuestros chicos son la bomba, eligieron una canción de ABBA, con la que animaron a todos a comenzar a bailar ya disfrutar de un atardecer espectacular… así que con lo bien que lo estaba haciendo el Dj no es de extrañar que la fiesta durara, durara,
durara…

Quiero aprovechar la ocasión para agradecer a Mila, que era la persona responsable del acto, su ayuda, ya que nos facilito un monton nuestro trabajo… Ah y también a la persona que le ayudaba.