basilica de atocha

Fotografo de Bodas en la Basilica de Atocha – Pero NO SOMOS LA EXCLUSIVA

HIGHLIGHTS CHRISTOPHER + CAROLINA {BODA EN MADRID}

Christopher y Carolina son una pareja divertida, simpática, con saber estar increible y encima tienen algo muy especial, que te hace sentirte muy cerca de ellos… esto es algo dificil de explicar con una palabra… pero esta palabra podría ser Magia.

Por favor, no cambies nunca.

Christopher and Caroline are a couple fun, friendly, with incredible poise and over have something special that makes you feel very close to them … this is something difficult to explain in one word … but this word could be Magic.

Please do not ever change.

Perdonar por el salto de 16:9 a 4:3 durante la ceremonia, pero es que Christopher y Carolina han tenido que sufrir el mal rato de la exclusiva de la Basílica de Atocha. Sinceramente algo muy desagradable y que desprestigia a nuestra profesión.

Christopher + Carolina {Boda en Madrid}

Aún recuerdo la primera vez que Chris y Carol nos visitaron nuestro estudio… Fue una reunión en la que hablamos mucho (bueno, vale, de acuerdo, Chris un poco menos) pero de fotografía de boda muy poco,
vamos casi que nada… Pero si, encontramos un «algo» increible en estos chicos que nos engancho… Y la verdad ese presentimiento no nos engaño nada de nada y la boda ha sido una de las más mágicas en las
que he podido trabajar.
Carol eligió la casa de sus padres para prepararse el día de la boda, cuando llegamos todo estaba listo y preparado, como si de una gran cadena de montaje se tratara, todo listo para conseguir a la novia perfecta.
Mientras Chris ya se preparaba para el gran momento… Junto a el estaba toda su familia, los cuales habían hecho un montón de kilometros para estar en este momento tan increible. Y como buenos ingleses el humor perfectamente dosificado, no falto ni un solo instante.
Un magnifico Rolls llevo a Carolina hasta la Basilica de Atocha, donde Chris, muy bien acompañado por todos los invitados, la recibió con un beso de pelicula…
El reportaje lo realizamos en uno de los rincones más castizos y mundialmente conocidos, la Puerta de Alcala… Fue alli donde confirmamos el arma secreta de Carol para conquistar a Chris… Su sonrisa… Y es que cuando Carol sonrie, Chris no puede decir NO.
Rapidamente nos dirigimos hacia el Palacio de La Misión, donde los invitados comenzaban a llegar, eso si todos preparados para disfrutar de un gran aperitivo y de una estupenda cena. En los postres el mejor
amigo de Chris les dedico unas palabras a nuestros chicos, las cuales fueron muy divertidas y repletas de buenos sentimientos.
Y claro con las pilas ya cargadas, la fiesta ya no podia parar… y nadie paro de bailar hasta el amanecer…
Boda de Christopher y Carolina, Madrid
Boda de Christopher y Carolina, Madrid
Boda de Christopher y Carolina, Madrid
Boda de Christopher y Carolina, Madrid
Boda de Christopher y Carolina, Madrid
Boda de Christopher y Carolina, Madrid
Boda de Christopher y Carolina, Madrid
Boda de Christopher y Carolina, Madrid

Jose Luis y Raquel – 23 de abril de 2010

Jose Luis y Raquel


Sobre las seis de la tarde llegamos a la Basílica de Atocha, allí estaba Jose Luis, muy elegante con su traje oscuro y sobre todo muy sonriente. Estaba contento y tranquilo, junto al estaban sus padres y su hermano pequeño. Después de hacer las foto de rigor, esa que quedará siempre expuesta en el salón de la madrina, Jose Luis siguió saludando al los invitados, que poco a poco subían la escalera para acercarse a la puerta. Besos, abrazos, palmadas en la espalda… y Jose Luis tranquilo aunque comentaba que según se acercaba la hora, una cosilla ya le comenzaba a correr por dentro… de repente una llamada de teléfono confirmo que Raquel estaba a punto de llegar… así que todos para dentro de la basílica… Nos acercamos hasta la puerta y en menos de un minuto sonó un claxon, con un cierto aire retro, y un Taxi Londinense comenzó a bajar la calle, que por cierto, el padrino era quien lo conducía. En este clásico llego Raquel acompañada de se mama.

Raquel bajo del coche con una estupenda sonrisa, tomo el brazo de su Padrino y con total decisión entre en el Patio de la Basílica. Poco a poco y con mucho cuidado fue subiendo las escaleras que por cierto no son pocas…

Justo cuando Raquel atravesó la puerta comenzó a sonar el órgano, Raquel respiró, miro al padrino y se dirigió hacía el altar… Allí estaba Jose Luis con la Madrina, con ese gesto muy suyo, medio sonriendo, medio serio, eso si, con un brillito en la mirada que … ese brillo que delata emociones y que no podemos controlar, aunque no era el único, ya que a Raquel también le brillaban y mucho… Cuando llego al altar Jose Luis saludo al padrino y Raquel le planto dos pedazo de besos a la madrina que no veas, pero el momento estrella fue cuando nuestros chicos se besaron, bueno lo dejo aquí porque me lío y no puede ser…

La ceremonia comenzó con todo el mundo muy atento, y no solo por el momento tan importante que es el que dos personas se casen, sino porque el párroco es primo de Jose Luis. Como os podéis imaginar casi todos los invitados le conocen y sabían que la ceremonia, no iba a ser un mero tramite, sino que habría mucho sentimiento… sobre todo en los consejos que dirigió a los novios durante la omilia…

Llego el momento de los si quiero, los anillos, y las arras, nuestros chicos en esos momentos derrocharon, simpatía, naturalidad y sobre todo un buen rollo, que inundo por completo la basílica, un buen rollo que impregno a todos los invitados, y que … pues eso, que después de este momento nadie podía borrar la sonrisa de sus rostros…

Después de las firmas, ya sabéis el arroz, el confeti, besos, abrazos y como no la foto de toda la boda, que siempre que vamos a la Basílica de Atocha la hacemos, aprovechando que todos los invitados estaban súper contentos para una de las mejores fotos de grupo que hemos hecho hasta la fecha…

Salimos corriendo hacia la Puerta de Alcalá, para hacer el posado, fue un rato muy divertido, ya que Raquel desplegó toda su magia para hacer ese momento irrepetible a Jose Luis… la verdad estuvo súper chulo… y ya sabéis esto de las bodas siempre son carreras contra reloj así que corriendo hacia La Posta Real. Durante el viaje notamos como un coche clásico levanta la curiosidad de todos los transeuntes, conductores, … todo el mundo no lo puede evitar y todo el mundo lo mira pensando, «Yo quiero uno igual»… Por cierto el coche es del Padrino… que es primo de Raquel, que aprovecho la ocasión para enviarle un montón de gracias por ayudarnos tanto en este jaleo de a las fotillos…

LLegamos a La Posta y aprovechando los últimos rayos de sol realizamos las últimas fotos del reportaje de nuestros chicos. Mientras estábamos en estos menesteres poco a poco llegaban los invitados y el cocktail comenzó a servirse… que por cierto aprovechando la buena tarde que hacía se sirvió al aire libre en una de las estupendas terrazas que tiene La Posta

Nuestros chicos se unieron enseguida a las cervecitas, refrescos y tapitas, y todos los invitados se acercaban a saludarles, mientras nosotros aprovechamos para hacer un montón de fotos de grupos, ah se me olvidaba que también nos lo pasamos muy bien con los amigos de Jose Luis y Raquel. Que son todos más majetes de los billetes de 100 euros… no pararon de gastar bromas y contar cosas súper graciosas…

Llego el momento de entrar a cenar y poco a poco los invitados pasaron a disfrutar de una estupendo menú.

Y claro después de la cena que viene, pues el baile, y nuestros chicos habían preparado al especial, una canción súper chula que les trae un montón de buenos recuerdos… y claro justo después todos a bailar, bailar y mas bailar, que por cierto no veas que marcha había, …

Pero Raquel, estaba dispuesta a volver a sorprender a Jose Luis y valla que si lo consiguió, ya que pasado un ratito del baile, de repente comenzó a sonar una canción de Elvis Crespo con el título de Suavemente, y Raquel entro con un espectacular vestido azul (que le sentaba genial), Jose Luis se quedo con los ojos muy abierta y un «Pero que guapa estas» se le escapó sin control alguno, la engancho por la cintura… y se arrancaron a bailar… en medio de un espectacular aplauso de todos los invitados…

Jose e Itziar – 7 de junio de 2008

Cuando llegamos a casa de Itziar, ya nos estaban esperando. Realizamos el trabajo en su casa con la ayuda de la familia y de Paco (amigo de los novios y cliente del Taller).

Salimos hacia la Basilica de Atocha, en la que en esta ocasión nos toco esperar fuera (la exclusiva), allí estaba Jose recibiendo a todos los invitados.

La celebración se realizo en el Hotel AC Monterreal, El posado lo realizamos en el jardin, mientras los invitados llegaban poco a poco. Debemos reconocer que el reportaje de Jose e Itziar fueron unos novios modelos, no pararon de ser ellos mismos.

Durante el cocktail que se sirvio en el jardin, aprovechamos para realizar algunas fotos de grupos.

La comida se sirvió en el salon y posteriormente comenzo el baile que los novios abrieron con una canción de Duncan Dhu. Los amigos no pararon de bailar hasta bien entrada la noche.