Miguel y Ana – 12 de abril de 2008

Sobre las tres de la tarde llegamos a casa de Ana, nos toco esperar un poquito, ya que en la peluquería se retrasaron un poco. Todo fue muy fácil, ya que Ana es la sencillez en persona.

Salimos corriendo, como siempre, hacia a la parroquia de los Santos Apóstoles Felipe y Santiago el Menor,  donde nos esperaba Miguel junto a su madre, poco a poco los invitados fueron llegando. Lo más espectacular de la iglesia es la luz del atardecer que se filtra a través de las vidrieras.

Como la iglesia tiene unas estupendas escaleras se hizo una fotografía con todos los invitados de la boda. Fue realmente divertido.

El reportaje lo realizamos en el capricho, donde Miguel y Ana nos ayudaron un montón, y donde Miguel, a pesar de su aspecto de chico serio, nos lo  hizo pasar muy bien.

La celebración fue en el Hotel Meliá Avenida de América, allí nos esperaban todos los familiares y amigos. Todos disfrutaron de un estupendo aperitivo donde realizamos unas fotos por grupos, posteriormente pasaron a la cena, comenzó el baile, y la fiesta se desato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *